CYRIL PONNAMPERUMA

CYRIL PONNAMPERUMA

 

Cyril Ponnamperuma,
(1923-1995)
. Nacido en Sri Lanka, fue profesor de química y director del Laboratorio de Evolución Química en la Universidad de Maryland en Collage Park, así como antiguo director del programa de Evolución Química en la División de Exobiología en el Centro de Investigación Ames de la NASA.Ponnamperuma se intereso en la síntesis prebiótica cundo volvió a sus días de estudiante en el Birckbeck Collage, Universidad de Londres, mientras estudiaba bajo la tutela del J.D. Bernal y con este recibió su licenciatura en 1959. Posteriormente se unió al grupo de Melvin Calvin en la Universidad de California en Berkeley, aquí recibió su Doctorado en 1962 antes de que se trasladara a Ames como postdoctorado en donde fue pionero en los experimentos sobre el origen de la vida.

En el prefacio de su texto Exobiología (de 1972) comenta:

“Nuestro objetivo primario es entender el origen de la vida en el universo. Esta es la pregunta científica básica que nos precede. Si podemos entender como comenzó la vida en la Tierra, podemos sostener que la secuencia de hechos que permitieron la aparición de la vida terrestre quizá se puedan repetir en un asombroso número de sistemas planetarios en nuestro universo.”

 

Investigadores de todos los países se reunieron en la abadía de Prémontrés en Pont-à-Mousson para una reunión dedicada a los orígenes de la vida.- En una sala de conferencias, un organizador aplaude a “Papa” OPARINE durante la reunión En el claustro de la abadía, François de CLOSETS entrevista a Aleksandr Ivanovich OPARINE a través de su esposa y un intérprete. El Profesor OPARINE habla en ruso para explicar cómo le vino la idea en 1922 de vincular la apariencia de los seres vivos con un proceso químico de evolución de la materia orgánica. Entrevista de Joseph ALOUF, bioquímico francés, en el jardín de la abadía Él explica que la vida es extremadamente diversa en el planeta, pero proviene de una única base química. Estas moléculas básicas son muy simples. Los investigadores intentan comprender cómo aparecieron estas moléculas y cómo se organizaron con sus vecinos para formar una célula viva. Estos circuitos son muy complejos. Entrevista con el Profesor Gérard TOUPANCE, sobre las condiciones necesarias para la aparición en la Tierra de las moléculas básicas de la vida. Estas condiciones fueron reconstruidas por un joven investigador estadounidense Stanley MILLER en 1953.- El profesor estadounidense Sydney FOX reconstruyó la reproducción de las primeras etapas del nacimiento de la vida en su laboratorio de “Instituto de Evolución Molecular” en la Universidad de Miami, estas microesferas son quizás los antepasados ​​de las células vivas.- Entrevista de Stanley FOX en inglés subtitulado: él piensa que estas microesferas son un modelo, la representación de una primera célula, se asemejan a las proteínas. La materia tiene la capacidad inherente de ensamblarse de diferentes maneras, al contrario de lo que PASTEUR pensó a fines del siglo pasado.- Entrevista de René BUVET, bioquímico francés, que piensa que las primeras moléculas se formaron poco a poco en el océan.- Entrevista del profesor KUSCHNER (?) en francés: la vida es muy resistente, puede prescindir del oxígeno, pero también sin luz, sufrir una gran presión, mantenerse en el vacío, el agua hirviendo, o el ácido sulfúrico.- Entrevista con el Dr. Cyril PONNAMPERUMA ((EE. UU.) en inglés subtitulado: existe la posibilidad de encontrar una forma de vida inferior en el sistema solar, por ejemplo, en Mars. La atmósfera de Júpiter está muy cerca de la Tierra hace 4,5 millones de años La vida necesita condiciones especiales para comenzar, pero puede sobrevivir en un entorno difícil Ahora parece probable que la vida solo sea posible en coche – Sesión de clausura de la conferencia: Cyril PONNAMPERUMA cede la palabra a Aleksandre OPARINE (en ruso con subtítulos), quien piensa que estas reuniones marcarán la historia del desarrollo de las ideas y problemas del origen de la vida.

(Alexandr, Alexander o Aleksandr Ivánovich Oparin; Uglic, Jaroslav, 1894 – Moscú, 1980) Bioquímico soviético, pionero en el desarrollo de teorías bioquímicas sobre del origen de la vida. Estudió en Moscú, donde posteriormente sería profesor de fitofisiología y bioquímica. En 1935, junto con Bakh, fundó y organizó el Instituto Bioquímico de la Academia de Ciencias de la URSS, que dirigiría desde 1946 hasta su muerte. Sus estudios sobre el origen de la vida plantean, en síntesis, que el proceso que condujo a la aparición de seres vivos se explica mediante la transformación de las proteínas simples en agregados orgánicos por afinidad funcional. Oparin subrayó el hecho de que en los primeros momentos de la historia de la Tierra, la atmósfera no contenía oxígeno (que fue generado después, gracias a la fotosíntesis de los vegetales). Antes de la aparición de la vida podían haber existido substancias orgánicas simples en una especie de caldo primitivo. Añadió que los primeros organismos fueron, probablemente, heterótrofos, esto es, que utilizaban como alimento sustancias orgánicas y no poseían la capacidad, como los autótrofos actuales, de nutrirse de sustancias inorgánicas. Para Oparin, las características

clave de la vida son su organización e integración, y los procesos que conducen a tal vida deberían ser susceptibles de especulación razonable y de experimentación. Sus teorías se enfrentaron inicialmente a una fuerte oposición, pero con el paso del tiempo han recibido respaldo experimental y han sido aceptadas como hipótesis legítimas por la comunidad científica. Así, muchas de sus ideas fueron corroboradas en 1952 por los experimentos de S. L. Miller. El carácter pionero de sus obras sobre este tema supuso un estímulo fundamental en las investigaciones. Algunos títulos de traducciones inglesas de sus obras son The Origin of Life on Earth (3.ª ed., 1957), Life: Its Nature, Origin and Development (1961) y Evolutionary Development of Life (1968).

Cyril Andrew Ponnamperuma (Galle, Sri Lanka, 16 de octubre de 1923 – Maryland, Estados Unidos, 20 de diciembre de 1995) fue un químico ceilandés especializado en la química de la evolución y el origen de la vida. Cyril Ponnamperuma nació en Galle, Sri Lanka, el 16 de octubre de 1923. Después de completar su educación primaria con honores en el Colegio St. Aloysius de Galle, y posteriormente en el Colegio San José, Colombo, Ponnamperuma se trasladó a la India y en 1948 obtuvo una licenciatura en Filosofía por la Universidad de Madras. Más tarde se trasladó al Reino Unido y se matriculó en Birkbeck, Universidad de Londres, donde obtuvo una licenciatura en Ciencias Químicas en 1959. Al mismo tiempo tuvo la oportunidad de trabajar con el profesor John Desmond Bernal, un científico pionero dedicado a la investigación sobre el origen de la vida. Después se trasladó a Estados Unidos, donde en 1962 se doctoró en Ciencias Químicas por la Universidad de California, Berkeley, bajo la dirección del Premio Nobel Melvin Calvin.

EL PAIS MOSTRABA LA NOTICIA ASI UN DIA DE 1983…

Un científico de la universidad de Maryland, especializado en el estudio de los orígenes de la vida, ha descubierto, en un meteorito caído sobre Australia en 1969, las cinco bases químicas que se encuentran en los genes humanos y ha sintetizado esas bases en un experimento de laboratorio con el fin de demostrar cómo podría haberse formado la vida en la Tierra hace miles de millones de años. El doctor Cyril Ponnamperuma, director del laboratorio de evolución química de la universidad de Maryland, afirmó que este hallazgo constituye un gran paso adelante en la teoría de que la vida surgió sobre la Tierra mediante procesos químicos naturales, así como que tales procesos podrían haberse producido en cualquier otra parte del Universo.

El doctor Ponnamperuma añadió que tanto la síntesis de laboratorio como el análisis del meteorito, tomados en conjunto, son una prueba clara de que la creación natural de compuestos químicos que son los “precursores de la vida” es un paso relativamente simple que probablemente podría producirse en cualquier parte donde se den las condiciones apropiadas. Pero advirtió que “sólo hemos encontrado los precursores de la vida, no la propia vida en otra parte, ni hemos conseguido la vida en un laboratorio”.Los precursores de la vida a los que se refiere el doctor Ponnamperuma son los cinco compuestos químicos más importantes de los genes, que están presentes en cualquier criatura viviente. Estos compuestos -adenina, guanina, citosina, tinina y uracilo- son las moléculas esenciales del ADN (ácido desoxirribonucleico) y ARN (ácido ribonucléico), encargadas de transmitir las instrucciones hereditarias de generación en generación. Ponnamperuma explicó sus últimos descubrimientos en una conferencia de prensa, en informes técnicos presentados ante la Asamblea Nacional de la Sociedad Química Norteamericana y en una entrevista concedida amplió detalles sobre el descubrimiento.

Su hallazgo fue descrito por otros científicos de renombre como un avance sobre las informaciones de que hasta ahora se disponía, pero no como un hallazgo decisivo que arroje una enorme luz sobre los orígenes de la vida. Ponnamperuma afirmó que una serie de técnicas “muy poderosas” -procedimientos analíticos, cromatografía de líquidos a altas presiones, cromatografía de gases, espectrometría de masas y técnicas sofisticadas de extracción- le habían permitido identificar las cinco bases químicas “con un alto grado de certeza”.

Meteorito de Murchison

Afirmó que informes previos de su laboratorio habían llegado a identificar hasta cuatro de estas bases químicas en meteoritos, pero que algunas de estas identificaciones aún eran motivo de polémica. Ahora, añadió, está seguro de que ha encontrado las cinco bases químicas en el meteorito de Murchison que cayó en Australia en 1969. Un laboratorio de la universidad de Missouri ha confirmado el hallazgo. Ponnamperuma ha calificado el descubrimiento como “casi extraordinario”.Pero es aún mas importante -agregó- el experimento en el laboratorio en el que se crearon estas cinco bases -en un descenso súbito-, sometiendo a descargas eléctricas una mezcla de metano, nitrógeno y agua presumiblemente similar a la atmósfera de la Tierra cuando la vida comenzó hace miles de millones de años. Afirmó que cada una de las cinco bases habían sido sintetizadas previamente en experimentos independientes, pero esta es la primera vez que se han conseguido las cinco bases en un único experimento. Esto demuestra que la evolución química es un proceso relativamente simple que puede haberse realizado hace millones de años.

Por su parte, Melvin Calvin, químico de la universidad de Berkeley (California) y premio Nobel que ha realizado amplios trabajos sobre la evolución química, calificó de “no sorprendentes” los hallazgos de Ponnamperuma, en el sentido de que si uno maneja herramientas no suficientemente sofisticadas siempre se llegaría a encontrar los precursores químicos de la vida, tanto en meteoritos como en experimentos de laboratorio que reproduzcan las condiciones atmosféricas primitivas. Añadió que estos nuevos descubrimientos “dan más peso a la idea de que los pasos seguidos por la evolución química que culminaron con la aparición de la vida sobre la Tierra podrían haberse producido también en otras partes del Universo.

Richard E. Dickerson, profesor de química en la universidad de Los Angeles y autor de uno de los principales artículos -“La evolución química y el origen de la vida”, publicado en Scientific American Magazine hace algunos años-, declaró que estos descubrimientos suponen “un avance importante” y que “ciertamente son interesantes”, pero no son un descubrimiento de importancia tal que merezcan un premio Nobel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de agosto de 1983 – EL PAIS.es

Recordando al Dr. Cyril Ponnamperuma: Maverick inspirado de la ciencia de Sri Lanka

Dr. Cyril Ponnamperuma: erudito, culto y articulado

El 20 de diciembre de 2009, celebramos el 15º aniversario de la muerte del Profesor Cyril Ponnamperuma , uno de los científicos más conocidos de Sri Lanka durante el siglo XX.

Crecí leyendo sobre él en los libros de texto de la escuela como un icono vivo de la ciencia moderna: un científico de un país en desarrollo cuyo brillantez y arduo trabajo lo llevaron a los más altos niveles de la ciencia global y que era respetado en Occidente y Oriente.

Fue un investigador internacionalmente reconocido sobre los orígenes de la vida en la Tierra y un promotor temprano de la ciencia y la tecnología para el desarrollo. Sus intereses e implicaciones trascendían su propia disciplina y patria. Trabajó en estrecha colaboración con Abdus Salam, ganador del Premio Nobel de Pakistán, para promover la ciencia y las infraestructuras en los países en desarrollo.

Me concentro en los pocos años de 1984 a 1990, cuando se desempeñó como consejero de ciencia y tecnología de dos presidentes de Sri Lanka. Al mismo tiempo, fue director del Instituto de Ciencias Fundamentales (IFS) de 1984 a 1990 y también fue director fundador del Centro Arthur C Clarke para las Tecnologías Modernas (ACCCMT) de 1984 a 1986. En estas posiciones, trabajó simultáneamente en Varios frentes que abarcan la política científica, la construcción institucional, la recaudación de fondos, la creación de capacidad y la participación pública.

Acabo de escribir un tributo, recordando mis propias interacciones con él en los últimos años 80, cuando él estaba dividiendo el tiempo entre Sri Lanka y los EEUU. Se publica en línea en el sitio web de Groundviews. Como noto: “Erudito, culto y articulado, Ponnamperuma era el sueño de un periodista: podía resumir temas complejos en términos y metáforas simples y atractivos – pero éstos eran más que meros sonidos. Estaba lleno de ideas y anécdotas que humanizaban tanto a la ciencia como a sus practicantes “. Después de mirar hacia atrás sus logros y fracasos de sus años en Sri Lanka, afirmo: “Su mayor logro -y legado duradero- no fue tanto edificios, laboratorios o instituciones, sino que despertó el interés por la ciencia entre miles de jóvenes. Eso es mucho más difícil de lograr, y también imposible de cuantificar en términos de rupias o dólares … “

En este ensayo, recuerdo tanto sus logros como sus fracasos. Le pregunto por qué su pasión por la ciencia pública no fue compartida por muchos compañeros científicos en Sri Lanka, que querían permanecer alejados de los no científicos y de la comunidad. Ponnamperuma trató de colmar esta brecha, y por este pecado fue acosado y expulsado de Sri Lanka y regresó a los Estados Unidos donde regresó a sus investigaciones y enseñanzas hasta el final de su vida.

“Química es la” otra mujer “en mi vida,” Ponnamperuma solía bromear. Fue mientras trabajaba en la oficina de su universidad en los Estados Unidos que sufrió un paro cardiaco y corrió a un hospital de Washington, donde falleció el 20 de diciembre de 1994 . Tenía 71 años. Su muerte repentina fue un shock para todos aquellos cuyas vidas y carreras fueron tocadas, influenciadas e inspiradas por él.

Lea mi ensayo completo:
Dr. Cyril Ponnamperuma (1923-1994): Un apasionado campeón de la ciencia pública

 

 

Jesmar Martinez © 2016 – 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies