#Insiders y funcionario ruso advierten inminente estallido de guerra civil en los Estados Unidos…

Insiders y funcionario ruso advierten inminente estallido de guerra civil en los Estados Unidos

Mente Alternativa enero 11, 2019

CHURCHILL & TRUMP FAMILY

CHURCHILL & TRUMP FAMILY

“Las crecientes tensiones entre republicanos y demócratas están provocando una ruptura en la sociedad estadounidense, y creo que ahora mismo América ya se encuentra envuelta en su segunda guerra civil”, dijo el Jefe de la Corporación Espacial Estatal Roscosmos de Rusia, Dmitry Rogozin, al canal de televisión Rossiya-24 el pasado jueves, según traducción de la agencia estatal de noticias rusa Tass. Y no sólo él, sino también otros políticos, académicos, insiders y ciudadanos estadounidenses han vaticinado el estallido de una guerra civil en los Estados Unidos, así como una catástrofe económica si el cierre del Gobierno federal continúa durante meses o incluso años. El cierre del gobierno estadounidense debido a una pugna entre demócratas y republicanos que explotó con la desaprobaron de una ley de gastos relacionada con el polémico financiamiento del muro entre México y EE.UU. sería la gota que derramaría el vaso. Lo cierto es que el muro fronterizo empezó a ser construido años atrás por la dinastía Bush, y lo que ahora realmente está en juego es el desmantelamiento mundial del sistema capitalista, junto con el ya evidente colapso económico del sistema liberal global financista. Según Daniel Estulin, “El globalismo que opera detrás de la facción demócrata es una bandera falsa más de la élite global, que camuflada bajo la máscara del libre comercio y el libre flujo humano se ha dedicado a instaurar el colonialismo corporativo de la era moderna para facilitar la imposición de su anhelado y totalitario Nuevo Orden Mundial.”

En el bando contrario, el industrialismo que opera detrás de los republicanos está controlado por la vieja aristocracia europea, que busca sustituir el corporativismo globalizante por un modelo nacionalista basado en regiones económicas que funcione bajo un nuevo sistema monetario respaldado en oro y activos físicos. Pero también hay quienes piensan que este antagonismo entre globalistas y nacionalistas es artificial y parte de un montaje prediseñado para instaurar el nuevo orden a través del caos. De cualquier forma, el colapso financiero y la desesperada guerra secreta que los dueños del mundo libran entre sí para quedarse con el control del planeta, cada vez está en boca de más personas conscientes que se están dando cuenta de que cada guerra, cada revolución y cada cambio histórico en este planeta han sido planeados e inducidos artificialmente por un pequeño grupo de familias esoteristas que pueden rastrearse a lo largo de la historia hasta el Egipto prolomeico.
 
Rogozin no es el primero en plantear la posibilidad de una guerra civil.
Rogozin no es el primero en plantear la posibilidad de una segunda Guerra Civil en medio del clima político polarizado en los Estados Unidos. En junio, el ex asesor de Trump, Roger Stone, advirtió sobre una posible guerra civil en una entrevista con Newsweek y, días después, la Universidad de California. El profesor de Berkeley, Robert Reich, argumentó que el “malestar social grave” podría estar en camino, incluso si una guerra civil real sigue siendo poco probable. Más tarde ese mes, el congresista republicano Steve King tuiteó: “Estados Unidos se dirige hacia otro Harpers Ferry” y “Después de eso viene Ft. Sumter”, refiriéndose a la redada de los Confederados en el fuerte de los Estados Unidos que desató la Guerra Civil. Insiders como Leo Zagami, de la Logia P2 del Vaticano, y Daniel Estulin, agente de contrainteligencia ruso, también se han referido a la inminente e inaludible Segunda Guerra Civil norteamericana:

URSS EN LA LUNA 1956

“Los políticos han fracasado en Europa, y en los EE.UU. el futuro es probablemente una guerra civil.”

“Absolutamente. La guerra civil está sobre ellos.”
 
Especialistas consultados por NBC News auguran una catástrofe económica en EE.UU. si el cierre del Gobierno federal continúa durante meses o incluso años. En medio de toda esta narrativa sobre la Guerra Civil, una encuesta realizada ese mismo mes encontró que el 31 por ciento de los probables votantes de los Estados Unidos pensaban que la posibilidad de un segundo conflicto de este tipo en los próximos cinco años era probable.
 
¿Tensión máxima por la construcción de un muro?
Una de las promesas de campaña más consistentes de Trump fue la construcción de un muro en la frontera sur de los EE.UU. con México, un proyecto que argumentó que frenaría el flujo de inmigrantes indocumentados hacia el país. A pesar de que México pagaría la factura de la construcción indirectamente gracias a un tratado firmado por Enrique Peña Nieto el último día de su gobierno, Trump ha solicitado $5.7 mil millones en fondos federales, una medida que los demócratas han negado. Como resultado, los EE.UU. no aprobaron una ley de gastos, lo que llevó a un cierre parcial del gobierno que ha durado 19 días hasta el momento. El cierre ya es uno de los más largos en la historia de los Estados Unidos, y si el actual callejón sin salida persiste hasta el sábado, se convertirá en el más largo de la historia. Lo cierto es que el “muro de Trump” por el que se está haciendo tanto drama, empezó a ser construido hace años por la dinastía Bush. Y de hecho al final, en noviembre de 2018, el gobierno estadounidense otorgó la licitación a Sullivan Land Services (SLSCO), una constructora texana, con sede en Galveston, que es propiedad de John, William y Todd Sullivan, quienes de acuerdo al periódico Statesman: “han donado a la campaña de George P. Bush nueve veces desde 2013 hasta el año pasado.”

Es decir que, por donde se le mire, la administración Trump —por antiestablishment que parezca— ha favorecido a una familia de Texas que es financiadora incondidional de un miembro de la Dinastía Bush del Estado Profundo a la que Trump supuestamente está enfrentado “a muerte.”

La intensión de las élites es desmontar el modelo financiero actual
Según el analista Daniel Estulin, el enfrentamiento entre demócratas y republicanos en realidad es la encarnación de una guerra secreta al interior de la élite global, librada entre los Rockefeller, Silicon Valley, Hollywood, la dinastía Bush, los Clinton y el complejo militar industrial, representados por la facción demócrata; contra la facción industrialista del internacional negro representada por Trump y controlada por la vieja aristocracia europea, la aristocracia austrohúngara, la nobleza otomana y la nobleza negra veneciana, y luego en menor medida, ciertas agencias de inteligencia, y sectores del ejército.
“El globalismo que opera detrás de la facción demócrata es una bandera falsa más de la élite global, que camuflada bajo la máscara del libre comercio y el libre flujo humano se ha dedicado a instaurar el colonialismo corporativo de la era moderna para facilitar la imposición de el anhelado y totalitario “Nuevo Orden Mundial” que pretende convertir a los humanos en cyborgs sometidos a la inteligencia artificial…

El colapso financiero que se avecina, y la desesperada guerra secreta que los dueños del mundo libran entre ellos para disputarse el control de una humanidad que despierta.” Daniel Estulin no le llama geopolítica, sino política del cielo. Y es que Trump sí lucha contra el Estado Profundo, pero las facciones de la élite que controlan a los políticos financian a diferentes bandos a la vez, pues para ellos el mundo no es un tablero de ajedrez, sino una mesa de bridge. En este sentido, lo que realmente está en juego en esta guerra civil no es la construcción de un muro, sino el umbral del desmantelamiento mundial del sistema capitalista.

La agenda de la élite gobernante ha sido destruir a los Estados Unidos y a Occidente desde dentro y en respuesta al movimiento anti-globalista de los últimos años, representado por el Brexit y por la elección anti-establishment ganada por Donald Trump. La élite se está volviendo desesperadamente agresiva en su lucha por la dominación absoluta y el control de la población, y está desestabilizando las condiciones domésticas de vida en Occidente a través de una ingeniería que fomenta la guerra racial y la guerra civil, sobre todo en los Estados Unidos y Europa, concretamente en países como España, Italia, Francia, Inglaterra, Alemania, Portugal, Grecia, etc.

En los Estados Unidos esto se ha verificado como un despliegue de estrategias y mecanismos dirigidos contra la administración Trump.

 

Fuente: Mente Alternativa enero 11, 2019

Jésmar Martínez
Jésmar Martínez
Informatico, músico beterista e investigador en Exopolítica y Exobiologia. Además de escritor vilipendiado :-), publicando con Editorial Circulo Rojo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


AVISO DE COOKIES
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en el enlace para mayor información.


ACEPTAR
Aviso de cookies