#LIBRE PENSADOR…

LIBRE PENSADOR – NO INTERESAN!…

 

¿Que entendemos por ser libre pensador?

La Wikipedia, nos dice lo siguiente, sobre que es un libre pensador.

Librepensador es una persona que sostiene que las posiciones referentes a la verdad deben formarse sobre la base de la lógica, la razón y el empirismo en lugar de la autoridad, la tradición, la revelación o algún dogma en particular.

En el original del folleto Nº 11 de la fundación Freedom From Religion. Podemos leer lo siguiente que nos dice: “¿Qué es un librepensador?. Es una persona que forma sus opiniones de la religión sobre la base de la razón. Independientemente de la tradición, la autoridad o de creencias establecidas. La palabra “librepensador” agrupa a los ateos, agnósticos y a los racionalistas. No puede ser un librepensador el que exige conformidad a una Biblia, credo o Mesías. Para el librepensador, la manifestación divina y la fe son invalidas y la ortodoxia no es garantía de verdad.

¿Que es ser libre pensador?

Es aquella persona, que forma sus opiniones en base a la razón lógica. Y por ende, independientemente de tradición, religión o creencias o autoridad alguna. Así pues, librepensador engloba a una serie de personas de indole: atea, agnostica e incluso a los racionalistas. No se puede ser librepensador, si exiges conformidad según la Biblia, credo algun o Mesías. Para un libre pensador, la posibilidad de una manifestación divina, queda relegada a una negación estudidada desde la lógica, y tienendo a la “Fé” como invalida y además de a la ortodoxia como no garantia de la verdad. Así pues: “La Teosofía, basa su creencia en la busqueda siempre de la verdad.”

Por lo tanto podemos decir, que un Teósofo, es un librepensador. Pues no se basa en ningún dogma o creedo, y menos religioso. Pero estudia todos y busca la verdad en todos ellos, para llegar al principio de la creación, y asi hallar la verdad de la vida y de los seres humanos, y la vida en la tierra. Se considera precursores o antecesores del librepensamiento al descreído poeta y matemático iraní medieval Omar Khayyam, autor de las Rubaiyat, y al médico y escritor francés François Rabelais (siglo XVI), quien en la utópica Abadía de Thelema de su Gargantúa defendió el lema «haz lo que quieras». El hito histórico más importante para los librepensadores fue, sin embargo, la quema del filósofo Giordano Bruno por la Inquisición de Roma el año 1600. El término “Librepensador” se uso por primera vez, en Inglaterra a finales del siglo XVII, para denortar a aquellos que estaban en contra de las instituciones eclesásticas, la creencia literal en la Biblia y en su interferencia en las consideraciones cientificas, y se comenzo a documentar por primera vez en el año de 1697, por el naturalista William Molyneux (1656-1689). Recuerden, que en Inglaterra, entre los siglos, XVII y XVIII al XIX, (La Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural), muchos de los ilustres caballeros, que eran naturalistas, investigadores, arqueologos, médicos o inventores, la mayoría de las veces, eran vilipendiados o humillados por otros ilustres caballeros, que ya pertenecían a dicha institución, por el hecho de cumplir un requisito importante. No menospreciar la Religión, en concreto la Católica. Y como muchos de estos caballeros, eran ateos, agnosticos o simplemente librepensadores. Se enfurecian, de ver como el mundo no avanzaba por todo por supersticiones y supercherías de estos señores dominicales, de oblea y rezo.  El señor William Molyneux, en una carta divulgada y dirigida al ilustre caballero, John Locke (1632-1704), le expresa la ida del librepensamiento, y de todo el material que estaba creando y recopilando. Pero esta solo se hizo general, cuando se publicó después del “Discourse of Freethinking” (1713), impartido por el ilustre caballero don Anthony Collins (1676-1729). Si es el caballero, al cual se le dio nombre a uno de los diccionarios más importantes de Reino Unido. El Diccionario Collins. 

¿Cómo saben los librepensadores lo que es la verdad?
Clarence Darrow dijo una vez: “No creo en Dios porque no creo en Mamá Gansa”.
Los librepensadores son naturalistas. La verdad es el grado con que una afirmación corresponde a la realidad. La realidad está limitada a lo que uno puede percibir directamente a través de los sentidos o indirectamente a través del uso adecuado de la razón. La razón es una herramienta, para el pensamiento critico, que aun asi limita la verdad de una afirmación de acuerdo a las pruebas estrictas del método científico. “Para que una afirmación pueda considerarse como cierta, esta debe de poder ser comprobable”. El término se aplicó entonces específicamente al grupo de escritores deístas e ilustrados, los freethinkers, formado por él mismo, el teólogo Thomas Woolston (1668–1733), el historiador y traductor Nicolas Tindal (1687–1774), el teólogo John Toland (1670–1722) y otros ilustrados de habla anglosajona. En aquella época, se asocio a la Masonería, tambien la filosofía Freethinkers, –pero como los Masones, tienen– un ritual y jerarquía muy asentado y ultra controlado, con su rango númerico; “El maximo es el grado 33”, muchos no consideraban a los Masones como verdaderos “Librepensadores”. En el año de 1765, Francia, comenzo a divulgar a través de una publicación, con un articulo titulado “Liberté de penser («Libertad de pensar») en L’Encyclopédie de Denis Diderot (1713-1784) y Jean le Rond d’Alembert (1717-1783)”.  

–Anthony Collins definió el librepensamiento como un intento de juzgar una proposición según el peso de la evidencia; pero su libro fue interpretado como un ataque a los principios fundamentales del cristianismo. Desde ese día, el término librepensador quedó asociado popularmente al escepticismo, el descreimiento, falta de fe o infidelidad e incluso al ateísmo, aunque el librepensador actual no rechaza necesariamente el cristianismo, sino más bien intenta explicarlo.

Por otro lado, en su ensayo titualdo “La ética de las convicciones”, el matemático británico del siglo XIX y filósofo William Kingdon Clifford (1845-1879) escribió lo siguiente: «Es un error siempre, en todas partes, y para cualquier persona, creer cualquier cosa con insuficiencia de pruebas». Clifford trabajo duramente, para dar un fuerte impulso al movimiento tan creciente de “Freethinkers” promoviendo así en el año de 1878, el Congreso de librepensadores y en años sucesivos, se puede decir que allá para la –segunda mitad del siglo XIX–,  se convirtieron en un movimiento muy pujante, –aunque minoritario. Pero donde queda España, en estos menesteres. España no se quedo tampóco en babia. Fernando Lozano Montes, «Demófilo», revista Don Quijote, octubre de 1892. Lozano creó la publicación más importante de tendencia librepensadora en España, Las Dominicales del Libre Pensamiento. En España, el librepensamiento se difundió principalmente a través del semanario decimonónico Las Dominicales del Libre Pensamiento (1883-1909),3 editado por Fernando Lozano Montes (1844 – 1935), y Ramón Chíes (1846-1893), y perseguido sin tregua por las autoridades religiosas y civiles. El propio Fernando Lozano, máxima autoridad del movimiento en España, y Chíes, fallecido poco después, organizaron en 1892, año de cuarto centenario del Descubrimiento, un magno Congreso Universal de Libre-Pensadores. En 1902 se constituyó la Federación Internacional de Librepensadores en España, Portugal y América ibera en el Congreso de Ginebra (14-18 de septiembre de 1902), donde se acordó promover un monumento a Miguel Servet.

¿Tienen los librepensadores una base para la moral?
No hay grandes misterios en la moralidad. La mayoría de los librepensadores emplean la simple regla de la razón y la cortesía. Como lo dice la escritora Barbara Walker: “La moral es simplemente no hacer daño a los demás. La amabilidad… lo resume todo”. La mayoría de los librepensadores son humanistas, y basan la moralidad en las necesidades humanas, no en “absolutos cósmicos” imaginarios. Esto incluye respeto a nuestro planeta incluyendo a los otros animales, y los principios feministas de la igualdad.

¿Saben los librepensadores el significado o el propósito de la vida?
Los librepensadores saben que un significado o un propósito tiene que originarse en una mente. La complejidad de la vida exige una explicación. La teoría de la evolución de Darwin, con su “diseño” de miles de millones de años de selección natural acumulativa no aleatoria, ha dado esa explicación. Un diseñador divino no es la respuesta correcta porque la complejidad de tal ser también sería sujeto de el mismo escrutinio. Los librepensadores están convencidos de que las aseveraciones religiosas no resisten la prueba de la razón. No es solamente que no se gane nada creyendo algo que no es cierto, sino que también se tiene todo que perder cuando se sacrifica la herramienta indispensable de la razón en el altar de la superstición. Muchos religionistas son buena gente, pero probablemente serían buenos sin importar lo que sean. La religión no tiene el monopolio de los beneficios. Mucho progreso social y moral ha sido hecho aparte de la religión por gente sin religión, como Elizabeth Candy Stanton, Susan B. Anthony, Charles Darwin, Margaret Sanger, Albert Einstein, Andrew Carnegie, Thomas Edison, Marie Curie, H. L. Mencken, Sigmund Freud, Bertrand Russell, Luther Burbank y muchos otros que han enriquecido a la humanidad. El librepensamiento engloba a adherentes de prácticamente todas las corrientes políticas, incluyendo a capitalistas, libertarios, socialistas, comunistas, liberales, conservadores, demócratas, gremialistas, republicanos. No existe conexión, por ejemplo, entre el ateísmo y el comunismo. Algunos librepensadores como Adam Smith y Ayn Rand fueron capitalistas convencidos. Por otro lado, ha habido grupos comunistas que han sido profundamente religiosos, como los primeros cristianos.

¿Por qué debería estar feliz de ser un librepensador?
El librepensamiento es razonable. El librepensamiento le permite a Ud. hacer su propio juicio. Una pluralidad de individuos pensando, libres de las restricciones de la ortodoxia; permite que las ideas sean examinadas, descartadas o adoptadas. Los librepensadores no ven ningún mérito en el mantenimiento ciego de antiguas supersticiones o en la postración ante tiranos divinos conocidos solamente por “revelaciones” primitivas. El librepensamiento es respetuoso. El librepensamiento es realmente libre.

Los librepensadores están fuertemente comprometidos con el uso de la investigación científica y la lógica para liberarse del error. Por medio del hipercriticismo escéptico intentan librarse de sesgos cognitivos que limiten el intelecto: las creencias populares, los prejuicios culturales, el chauvinismo, el etnocentrismo o el sectarismo. Por eso la ciencia y más exactamente el método científico guía a los librepensadores por su naturaleza racional e imparcial. La ciencia moderna está basada en la obtención y verificación del conocimiento, a diferencia de la ciencia clásica que estaba basada en la mera recolección y organización de conocimiento, de ahí que el librepensador se identifique con el criticismo del método científico. Las actuales asociaciones humanistas son impulsoras del pensamiento científico y rechazan doctrinas como el creacionismo. Es error común pensar que el librepensador trata todas las ideas por igual; el librepensador utiliza a la ciencia y la lógica para discriminar qué ideas son falaces. El filósofo Bertrand Russell en su ensayo El valor del librepensamiento (1957), escribió: “Lo que hace a un librepensador no son sus creencias, sino la manera como las sostiene. Si él las mantiene porque sus viejos maestros le dijeron que eran ciertas cuando él era joven o si las mantiene porque si no sería infeliz, su pensamiento no es de ninguna manera libre; pero si los mantiene porque, tras cuidadosa reflexión, se encuentra con un balance de pruebas a favor, su pensamiento es libre, por extrañas que sus conclusiones puedan parecer.” (Fuente: Wikipedia).

¿Cómo puedo apoyar el librepensamiento?
Únase a la fundación Freedom From Religion, Inc., una asociación de librepensadores que trabajan para mantener la separación de estado e iglesia, y para educar al público sobre las opiniones de los no teístas. Fundada en 1978, la fundación acciona legalmente contra las violaciones de la Primera Enmienda Constitucional de los EEUU, habla por los librepensadores a traves de los medios de comunicación y en debates universitarios, imprime libros y literatura sobre el librepensamiento, y publica “Freetought Today”, el único periódico de librepensamiento en los Estados Unidos.
La membresía, que incluye “Freetought Today”, es de 35,00 dólares americanos por persona; y de 40,00 de la misma moneda por todos los habitantes de una misma casa. Envíe su cheque (*) a:
FFRF, Inc., PO BOX 750, Madison WI 53701
¿Qué es un librepensador? – Traducción no oficial (*)
[Versión original del inglés / Original version in English] Original en inglés del folleto Nº 11 de la fundación Freedom From Religion.
© 1993 por Dan Barker. Todos los derechos reservados, Freedom From Religion Foundation.

Traducido al castellano por Jésmar Martínez (incluyendo algunos textos no originales).

SERVICIO DE PAGO PAYPAL
SERVICIO DE PAGO POR TARJETA
 
 
 
 
 
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS POR JM © 2017
Jésmar Martínez © 2017
adminjm
Informático, escritor, músico e investigador en Exopolítica y Exobiología... Además de divulgador en internet.

Haz tus comentarios...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HEMOS TENIDO UN GRAN PROBLEMA TECNICO. Ya estamos subsanando dicho incidente. Por eso le pedimos disculpas. Y avisarle estimado amigo y cliente. Que durante estos días, LA TIENDA DE JM, ira sufriendo dichas actualizaciones... Mil gracias. Descartar