SUMERIA

ANNUNAKI – SUMERIA

ANKH = An * Nu * nK * Hi = ANNUNAKI

Rey TUT (Tut AnKh Amon) = “Rey Tut Annunaki Constructor solar”. (Tutankhamon, Faraón, Dinastia XVIII)

 

LETRA – LIRYC

The Epic Of Gilgamesh en Sumerio

u-drëa
IN THOSE DAYS

EN ESOS DÍAS

ut sü ura-ëa
IN THOSE DISTAN DAYS

EN ESOS DÍAS DISTANTES

schï-leä
IN THOSE NIGHT

EN ESA NOCHE

jibä ra-ëa
IN THOSE ANCIENT NIGHTS

EN LAS ANTIGUAS NOCHES

mul-ëa
IN THOSE YEARS

EN ESOS AÑOS

mut-sü rä-ëa
IN THOSE DISTAN YEARS

EN AQUELLOS AÑOS YA LEJANOS

ut-ul mis-due pä-rë-ä-bä
IN THOSE ANCIENT DAYS WHEN, ALL THINGS HAD BEEN CREATED

EN ESOS DÍAS ANTIGUOS CUANDO, TODAS LAS COSAS FUERON CREADAS

ut-ul-is-due mï-si tuk-ak äbä
IN ANCIENT TIME WHEN. ALL THINGS WERE GIVEN THEIR PLACE

EN EL TIEMPO ANTIGUO CUANDO. TODAS LAS COSAS SE LES DIO SU LUGAR

ës-karam makarin-dash-su-abä, su-rinda karanma-kanichs-ap-ak-äbä
WHEN BREAD WAS FISRTS TASTED IN THE SACRED SHRINES OF THE LAND, WHEN THE OVENS HAD BEEN LIGTHED.

CUANDO EL PAN SE PROBO EN EL PRIMERO DE LOS SANTOS SAGRADOS DE LA TIERRA, CUANDO LOS HORNOS SE HABIAN LUCIDO.

angita bara-barä-ä-bä ki-anta ba-ga-surä-bä
WHEN THE HEAVENS HAD BEEN SEPARATED FROM THE EARTH, WHEN THE HEAVENS HAD BEEN SEPARATED FROM THE HEAVENS

CUANDO LOS CIELOS HABÍAN SIDO SEPARADOS DE LA TIERRA, CUANDO LOS CIELOS HABÍAN SIDO SEPARADOS DE LOS CIELOS

munan-udü bagan-yä-bä
WHEN MANKIND HAD BEEN ESTABLISHED

CUANDO LA HUMANIDAD SE HABIA ESTABLECIDO

 

El Código de Hammurabi
Prólogo y epílogo

Este código legal fue compilado durante el reinado de Hammurabi (1792-1750 aC), rey de Babilonia. Si bien hubo recopilaciones anteriores de leyes, esta es la más antigua existente en esta extensa.

Cronologías
Oriente Medio: Primeras civilizaciones mesopotámicas

El primer texto es una carta a Hammurapi y tiene que ver con el comercio. Un comerciante está molesto por no haber conseguido su cebada hasta ahora.

A-na Den-zu-i-din-nam ki-bi-ma um-ma ha-am-mu-ra-pi-ma mdigir-su-i-bi dam.gar uvula nam.5 ki-a-am ú-lam-mi-da-an-ni um-ma su-ú-ma 30 se.gur a-na den.zu-ma-gir gir.nita ad-di-im-ma dub-pa-su na-si-a-ku-ma is-tu mu.3kam e-te-ne-er-ri-is.su-ma se-am ú-ul i-na-ad-di-nam ki-a-am ú-lam-mi-da-an-ni dub-pa-su a-mu-ur-ma se-am ú mas.bi mden.zu-ma-gir li-sa-ad-di-nu-ma a-na digir-su-i-bi i-di-in

Ana Sin-Iddinam kibima umma Hammu-Rapima Ilsu-Ibbi tamkarum wakil hamistim kiam ulammidanni umma suma salasa kur seam ana Sin-Magir sakannakkim addima tuppasu nasiakuma istu salas sanatim etenerrissuma seam ul inaddinam kiam ulammidanni tuppasu ammurma seam u sibassu Sin-Magir lisaddinuma ana Ilsu-Ibbi idin

To Siniddinam speak! As follows, Hammurapi. Ilsuibbi the merchant and supervisor of five, informed me thus as follows: ’30 For of barley I gave to the governor Sinmagir and I hold his clay tablet and for 3 years I demand it from him again and again, but he won’t give me the barley’. So he informed me. Check his clay tablet and one shall make Sinmagir give the barley and its interest. And give it to ilsuibbi.

¡A Siniddinam hablarle! De la siguiente manera, Hammurapi. Ilsuibbi el comerciante y supervisor de cinco, me informó así: “30 Por de cebada le di al gobernador Sinmagir y sostengo su tablilla de arcilla y por 3 años lo reclamo de él una y otra vez, pero él no me dará a mí la cebada”. Así que me informó. Revise su tableta de arcilla y yó haré que Sinmagir le de la cebada y sus interés. Y désenlo a ilsuibbi.

El segundo texto es una inscripción de Hammurapi, alabándose a sí mismo y lo que hizo por Sippir y Babilonia.

PROTO EGIPCIO…
ha-am-mu-ra-pi.
LUGAL da-num LUGAL KÁ.DIGIR.TAki LUGAL ki-ib-ra-tim ar-ba-in ba-ni ma-tim LUGAL sa ep-sa-tu-su a-na si-ir dUTU ú dAMAR.UTU ta-ba a-na-ku BÁD sa ZIMBIRki in e-pe-ri ki-ma SA.TU-im ra-bi-im re-si-su lu ú-ul-li ap-pa-ra-am lu us-ta-as-hi-ir-su idBURANUN a-na ZIMBIRki lu ah-ri-a-am-ma KAR su-ul-mi-im lu ú-um-mi-su ha-am-mu-ra-pi ba-ni ma-tim LUGAL sa ep-sa-tu-su a-na si-ir dUTU Ú dAMAR.UTU ta-ba a-na-ku ZIMBIRki ú KÁ.DIGIR.TAki sa-ba-at ne-ah-tim a-na da-ri-a-tim lu ú-se-si-ib ha-am-mu-ra-pi mi-gi4-ir dUTU na-ra-am dAMAR.UTU a-na-ku sa is-tu UD-um si-a-tim LUGAL in LUGAL-ri la-ib-ni-ú a-na dUTU be-li-ia ra-bi-is lu e-pu-ús-su-um

Hammu-Rapi sarrum dannum sar Babili sar kibratim arbaim bani matim sarrum sa epsatusu ana sir Samas u Marduk taba anaku duram sa sippir in eperi kima sadim rabim résisu lu ulliapparam lu ustashirsu Purattam ana Sippir lu ahriamma kar sulmim lu ummissu Hammu-Rapi bani matim sarrum sa epsatusu ana sir Samas u Marduk taba anaku Sippir u Babili subat nehtim ana dariatim lu usesib Hammu-Rapi migir Samas naram Marduk anaku sa istum statim sarrum in sarri la ibniu ana Samas beliya rabis lu epussum

HAMMURAPI, strong king, king of Babylon, king of the four corners of the world, creator of the land, king whose deeds please Samas and Marduk. Me, I truly raised the head of the wall of Sippir out of the dust like a tall mountain. With reeds I encircled it truly. I dug the Euphrates unto Sippir and truly provided it with a wharf of salvation. Hammurabi, creator of the land, king whose deeds please SAmas and Marduk. Me, I truly let Sippir and Babylon reside in a place of tranquility. Hammurabi, minion of Samas, favorite of Marduk. Me, I truly built for Samas my lord, in a magnificent manner, what was never built for a long time by a king among the kings.

HAMMURAPI, rey fuerte, rey de Babilonia, rey de los cuatro rincones del mundo; creador de la tierra, rey cuyas obras agradan a Samas y Marduk. Yó, verdaderamente levanté la cabeza de la pared de Sippir del polvo como una montaña alta. Con los juncos lo rodeé verdad. Cavé el Eufrates a Sippir y le proveí de verdad un muelle de salvación. Hammurabi, creador de la tierra, rey cuyas obras agradan a Samas y Marduk. Yó, de verdad, dejo que Sippir y Babilonia residan en un lugar de tranquilidad. Hammurabi, sargento de Samas, favorito de Marduk. Yo, verdaderamente, construí para Samas mi señor, de una manera magnífica, lo que nunca fue construido por un rey entre los reyes.

El tercer texto es una especie de encantamiento para deshacerse de una mosca.

RITUAL…
am-ha-sa-ka i-na mu-hi-im is-tu mu-hi-im a-na pu-ti-im is-tu pu-ti-im a-na ha-ar-ha-sani-im is-tu ha-ar-ha-sa-ni-im a-na na-hi-ri-im sa ap-pi-im u-ta-mi-ka nin-kar-ra-ak ti-bu-ti er-bi-im lu te-te-be-am.

AMHASAKKA INA MUHHIM ISTU MUHHIM ANA PUTIM ISTU PUTIM ANA HARHASANNIM ISTU HARHASANNIM ANA NAHIRIM SA APPIM UTAMMIKA NINKARRAK TIBUTI ERBIM LU TETEBEAM.

I beat you on the skull, from the skull to the forehead, from the forehead to the ear, from the ear to the nostril. I summon you by Ninkarrak: You shall truly fly away like a swarm of locusts.

Te golpeo en el cráneo, desde el cráneo hasta la frente, desde la frente hasta la oreja, desde la oreja hasta la fosa nasal. Te llamo por Ninkarrak: De verdad volarás como un enjambre de langostas.

LA BANDA DE ROCK BRASILEÑO: MENSAJEROS DEL VIENTO. NOS CUENTA LA HISTORIA EN FORMA DE DIBUJOS.

La historia de la película se inspira en los estudios de Zecharia Sitchin y otros grandes investigadores de Sumeria, la primera civilización humana conocida. Las tabletas sumarias, que sólo muy recientemente fueron traducidas, representan el más antiguo registro histórico conocido, presentando una versión muy desafiante sobre los orígenes de la humanidad. La banda sonora de la película está compuesta de 28 temas, que cuentan la saga de los Anunnaki, palabra sumeria que significa “aquellos que del cielo a la tierra vinieron”. De acuerdo con las tabletas, los Anunnaki vinieron a nuestro planeta en busca de oro, hace muchos miles de años. Y fue así que incidentalmente crearon la raza humana, al mezclar sus genes con los de una primitiva especie nativa. La película es dirigida por Fabrício Barretto, que también compuso todas las canciones de la banda sonora junto con su hermano Fabio Shiva. La banda se ha convertido en uno de los mejores discos de heavy metal jamás grabados en Brasil. El álbum VIDA – The Play of Change, de la banda Imago Mortis, lanzado internacionalmente y recientemente considerado por la revista Roadie Crew, uno de los mejores discos de heavy metal ya grabados en Brasil. La banda Mensajeros del Viento está formada por Fabrício Barretto (voz y guitarra), Julio Caldas (guitarra), Fabio Shiva (bajo) y Thiago Andrade (batería). Richard Meyer es el productor artístico del proyecto. La producción ejecutiva es de Analu Franca. Y en el caso de que se trate de una de las más antiguas del mundo.

WEB: MDV

 

SINOPSIS: ANUNNAKI – Mensajeros del Viento es una Ópera Rock en dibujos animados. La historia es libremente inspirada en las traducciones de las antiguas tablillas de arcilla de la Sumeria, tenidas por muchos como la primera civilización humana. La película cuenta la saga de los Anunnaki, “aquellos que del cielo a la tierra vinieron”, tal como se cuenta en las tabletas sumarias. Vindos de Nibiru, los Anunnaki buscan el oro de la Tierra para solucionar el desequilibrio en la atmósfera de su planeta natal. Y así crean la especie humana, al mezclar sus genes a una raza nativa, con el objetivo de obtener trabajadores para las minas de oro. Entonces una nueva aproximación de Nibiru provoca un diluvio que casi extermina a la humanidad, que luego enfrenta otro grave peligro: disputas de poder entre los Anunnaki, culminando en la deflagración de armas nucleares.

El Monte Hermón se encuentra en el extremo sur de la cordillera Anti-Líbano, a caballo entre las fronteras de Siria y el Líbano. El pico más alto de Hermón alcanza los 9,232 pies (2814 metros). Gilgamesh era renombrado en el mundo antiguo por obtener conocimiento del mundo previo a la inundación (o “antediluviano”), como lo afirma la epopeya de Gilgamesh : “Exploró en todas partes las sedes del poder, conocía la totalidad de la sabiduría sobre todas las cosas”. Él que viajó por el camino distante a Utt-napistin, que cruzó el océano, el ancho mar, hasta el amanecer: trajo nuevas de la era antediluviana “.

Estos pasajes nos trazan un círculo completo con la interpretación de Pipinski de la versión babilónica antigua de la epopeya de Gilgamesh, donde el rey antiguo viajó a la morada de los Anunnaki en el Monte Hermón. Gilgamesh, el gigante El concepto de conocimiento antiguo del mundo previo a la inundación es en realidad inherente a muchas tradiciones orientales. Por ejemplo, hay una historia similar en el apócrifo Libro de los Jubileos sobre Kainam, un hijo del Arpaxad bíblico: “Y el hijo creció, y su padre le enseñó a escribir, y fue a buscar un lugar en el que pudiera hacerse con una ciudad. Y encontró una escritura que las generaciones anteriores habían tallado en la roca, y él leyó lo que había sobre ella, y la transcribió y pecó debido a ella; porque contenía la enseñanza de los Vigilantes según la cual solían observar los augurios del sol, la luna y las estrellas en todos los signos del cielo. Y él lo escribió y no dijo nada al respecto; porque tenía miedo de hablarle a Noé acerca de esto, no fuera a estar enojado con él por eso “(Jubileos 8: 1-5).

Curiosamente, hay varias fuentes antiguas, que sugieren que Gilgamesh mismo era un ser semidiós o semidivino de estatura gigantesca. Según la Lista de los reyes sumerios, Gilgamesh fue el quinto rey de Uruk, que reinó en algún momento entre el 2800 y el 2600 aC Si bien hay tradiciones que consideran que el padre de Gilgamesh es el rey Lugalbanda, la Lista de Reyes Sumerios dice que su verdadero padre era un “espíritu lillu, un sumo sacerdote de Kulaba”, y se lo describe en la epopeya como “dos tercios de dios”. “. 
Se cree que Gilgamesh logró la victoria 
los reyes de Kish, centralizando el poder de Uruk, y la tradición lo tiene expandiendo la ciudad de Uruk, incluyendo el recinto del templo y las murallas. En varios fragmentos de una copia de Gilgamesh Epic del siglo XII antes de Cristo descubierta en la antigua Ugarit, Gilgamesh se describe como “superando a todos los demás reyes (!), Famoso por su estatura corporal”, ¡héroe nacido en Uruk, embistiendo toro salvaje! “(líneas 18-19). Las líneas 34-36 de Ugarit Gilgamesh ofrecen detalles específicos sobre el tamaño de Gilgamesh:

“Once codos era su altura, cuatro codos del ancho de su cofre. Un triple cubo era su pie y una caña de longitud sus piernas “.

De acuerdo con estas mediciones, Gilgamesh habría estado entre 16 y 18 pies de altura (4.8 a 5.4 metros de altura). En relación con que Gilgamesh es un gigante, el libro fragmentario de gigantes de los Rollos del Mar Muerto nombra a varios gigantes nefilim como Ohya, Mahway, Hahya y Gilgamesh. 
Gigantes que reinan en el Monte Hermón.

Volviendo al tema del Monte Hermón, Gilgamesh no es el único gigante antiguo directamente asociado con este lugar prominente. Varios libros del Antiguo Testamento (El Libro de los Números, Deuteronomio y El Libro de Josué) registran la batalla de Moisés y los israelitas contra Og, un rey amorreo de Basán. En Deuteronomio 3:11 (), Og se describe como “del remanente de gigantes”, y su lecho (o sarcófago) mide nueve codos de largo y cuatro codos de ancho, lo que significa que el propio Og puede haber tenido 12 o 13 pies de altura (aproximadamente cuatro metros de altura). En Josué 4: 5 (KJV), se revela que Og “reinó en el monte Hermón, y en Seclah, y en todo Basán”, una región que incluiría las laderas del Monte Hermón y los Altos del Golán. Entidades del inframundo Otro factor más que conecta a los Anunnaki con la historia de los Vigilantes y sus descendientes es su estado como seres del inframundo. En los ciclos de Mesopotamia, los Anunnaki son frecuentemente representados como “destinos” o jueces de los muertos que ocupan el reino subterráneo o funcionan como “espíritus de la tierra”.

En las tabletas descubiertas en Nippur alrededor del 2000 aC, los Anunnaki son “los siete jueces”, entidades del inframundo que acompañan a Ereshkigal, reina del reino subterráneo. Cuando Ishtar desciende y es llevado ante la asamblea, sujetan sus “ojos de muerte” sobre ella, causando que perezca. Un dibujo de principios de siglo XIX de una estatuilla de Hécate, con quien Ereshkigal fue sincretizado. 
Derribar en el infierno La morada montañosa del dios cananeo, El también se asocia frecuentemente con manantiales naturales secretos y escondidos y ríos subterráneos. Pipinski asocia estas connotaciones con las fuentes del río Jordán, una de las cuales es la fuente de Banias, que se origina al pie del monte Hermón. Además, explica que la montaña fue considerada en la antigüedad para cubrir “uno de los puntos de salida de las profundidades u océanos de donde provienen las aguas del Diluvio … una erupción del océano subterráneo en el que se cree que descansa la tierra”. En 1 Enoc, Dios le ordena al arcángel Miguel que “vaya, ate a Semjaza y a sus asociados que se han unido con las mujeres … únelos rápidamente durante setenta generaciones en los valles de la tierra …” (1 Enoc 10: 11-12), mientras que Rafael es ordenado, “ata a Azazel de pies y manos, y échalo a la oscuridad: haz una abertura en el desierto, que está en Dudael, y échalo allí” (1 Enoc 10: 4)
También hay referencias al destino de los Vigilantes en los libros del Nuevo Testamento, incluido el Segundo Pedro, que dice: “… Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los arrojó al infierno, y los entregó en cadenas de tinieblas …” (2da. Pedro 2: 4, KJV). La palabra traducida como “infierno” en este verso es en realidad el Tártaro griego, que hace referencia al inframundo más profundo de la mitología griega: la prisión de los Titanes. No solo eran gigantes de los Titanes, sino que, al igual que los Anunnaki, eran descendientes de una diosa de la tierra (Gaia) y una deidad del cielo (Urano). Algunos estudiosos consideran probable que el mito griego se basara en gran parte en las antiguas Mitologías orientales. El mismo concepto se repite nuevamente en el Libro de Judas, versículo 6, que dice: “los ángeles que no guardaron su primer estado, sino que dejaron su propia habitación, él los ha reservado en cadenas eternas en las tinieblas”. Uno de los Titanes gigantes, Atlas, quien fue castigado por llevar los cielos sobre sus hombros todo el tiempo. La verdadera identidad de los Anunnaki Es ampliamente conocido que los ciclos del mito arquetípico de las tradiciones mesopotámica y del Cercano Oriente comparten un origen común, y que los sujetos de estos ciclos también aparecen en los textos bíblicos, extra bíblicos e incluso coránicos.

El propósito de este artículo es identificar el concepto mítico específico detrás de los Anunnaki en el mundo antiguo. Contrariamente a gran parte de la literatura popular y otros medios de hoy, la evidencia registrada por la investigación académica de los estudiosos y un estudio comparativo de los textos cuneiformes reales y otros textos antiguos indican que la verdadera identidad de los Anunnaki se encuentra en la tradición oriental de un grupo de semidioses, engendrados por cruces entre seres divinos y hembras mortales en el Monte Hermón en la cordillera Anti-Líbano. Estos seres a menudo se asocian con el conocimiento del mundo antes de un gran diluvio y luego se les asignan roles en el inframundo. Esto sugeriría que en lugar de hacer a los Anunnaki el equivalente del “Elohim” que creó al hombre en el Libro del Génesis; deberían ser más adecuadamente comparados con los Nephilim y los ángeles caídos descritos en Génesis Capítulo 6, 1 Enoc, y textos extra bíblicosEl Monte Hermón se encuentra en el extremo sur de la cordillera Anti-Líbano, a caballo entre las fronteras de Siria y el Líbano. El pico más alto de Hermón alcanza los 9,232 pies (2814 metros).

Gilgamesh era renombrado en el mundo antiguo por obtener conocimiento del mundo previo a la inundación (o “antediluviano”), como lo afirma la epopeya de Gilgamesh : “Exploró en todas partes las sedes del poder, conocía la totalidad de la sabiduría sobre todas las cosas”. Él que viajó por el camino distante a Utt-napistin, que cruzó el océano, el ancho mar, hasta el amanecer: trajo nuevas de la era antediluviana “.

Estos pasajes nos trazan un círculo completo con la interpretación de Pipinski de la versión babilónica antigua de la epopeya de Gilgamesh, donde el rey antiguo viajó a la morada de los Anunnaki en el Monte Hermón. Gilgamesh, el gigante El concepto de conocimiento antiguo del mundo previo a la inundación es en realidad inherente a muchas tradiciones orientales. Por ejemplo, hay una historia similar en el apócrifo Libro de los Jubileos sobre Kainam, un hijo del Arpaxad bíblico: “Y el hijo creció, y su padre le enseñó a escribir, y fue a buscar un lugar en el que pudiera hacerse con una ciudad. Y encontró una escritura que las generaciones anteriores habían tallado en la roca, y él leyó lo que había sobre ella, y la transcribió y pecó debido a ella; porque contenía la enseñanza de los Vigilantes según la cual solían observar los augurios del sol, la luna y las estrellas en todos los signos del cielo. Y él lo escribió y no dijo nada al respecto; porque tenía miedo de hablarle a Noé acerca de esto, no fuera a estar enojado con él por eso “(Jubileos 8: 1-5).

Curiosamente, hay varias fuentes antiguas, que sugieren que Gilgamesh mismo era un ser semidiós o semidivino de estatura gigantesca. Según la Lista de los reyes sumerios, Gilgamesh fue el quinto rey de Uruk, que reinó en algún momento entre el 2800 y el 2600 aC Si bien hay tradiciones que consideran que el padre de Gilgamesh es el rey Lugalbanda, la Lista de Reyes Sumerios dice que su verdadero padre era un “espíritu lillu, un sumo sacerdote de Kulaba”, y se lo describe en la epopeya como “dos tercios de dios”. “. 
Se cree que Gilgamesh logró la victoria 
los reyes de Kish, centralizando el poder de Uruk, y la tradición lo tiene expandiendo la ciudad de Uruk, incluyendo el recinto del templo y las murallas. En varios fragmentos de una copia de Gilgamesh Epic del siglo XII antes de Cristo descubierta en la antigua Ugarit, Gilgamesh se describe como “superando a todos los demás reyes (!), Famoso por su estatura corporal”, ¡héroe nacido en Uruk, embistiendo toro salvaje! “(líneas 18-19). Las líneas 34-36 de Ugarit Gilgamesh ofrecen detalles específicos sobre el tamaño de Gilgamesh:

“Once codos era su altura, cuatro codos del ancho de su cofre. Un triple cubo era su pie y una caña de longitud sus piernas “. De acuerdo con estas mediciones, Gilgamesh habría estado entre 16 y 18 pies de altura (4.8 a 5.4 metros de altura). En relación con que Gilgamesh es un gigante, el libro fragmentario de gigantes de los Rollos del Mar Muerto nombra a varios gigantes nefilim como Ohya, Mahway, Hahya y Gilgamesh. 


Gigantes que reinan en el Monte Hermón
Volviendo al tema del Monte Hermón, Gilgamesh no es el único gigante antiguo directamente asociado con este lugar prominente. Varios libros del Antiguo Testamento (El Libro de los Números, Deuteronomio y El Libro de Josué) registran la batalla de Moisés y los israelitas contra Og, un rey amorreo de Basán. En Deuteronomio 3:11 (), Og se describe como “del remanente de gigantes”, y su lecho (o sarcófago) mide nueve codos de largo y cuatro codos de ancho, lo que significa que el propio Og puede haber tenido 12 o 13 pies de altura (aproximadamente cuatro metros de altura). En Josué 4: 5 (KJV), se revela que Og “reinó en el monte Hermón, y en Seclah, y en todo Basán”, una región que incluiría las laderas del Monte Hermón y los Altos del Golán. Entidades del inframundo Otro factor más que conecta a los Anunnaki con la historia de los Vigilantes y sus descendientes es su estado como seres del inframundo. En los ciclos de Mesopotamia, los Anunnaki son frecuentemente representados como “destinos” o jueces de los muertos que ocupan el reino subterráneo o funcionan como “espíritus de la tierra”.

En las tabletas descubiertas en Nippur alrededor del 2000 aC, los Anunnaki son “los siete jueces”, entidades del inframundo que acompañan a Ereshkigal, reina del reino subterráneo. Cuando Ishtar desciende y es llevado ante la asamblea, sujetan sus “ojos de muerte” sobre ella, causando que perezca. Un dibujo de principios de siglo XIX de una estatuilla de Hécate, con quien Ereshkigal fue sincretizado. 
Derribar en el infierno La morada montañosa del dios cananeo, El también se asocia frecuentemente con manantiales naturales secretos y escondidos y ríos subterráneos. Pipinski asocia estas connotaciones con las fuentes del río Jordán, una de las cuales es la fuente de Banias, que se origina al pie del monte Hermón. Además, explica que la montaña fue considerada en la antigüedad para cubrir “uno de los puntos de salida de las profundidades u océanos de donde provienen las aguas del Diluvio … una erupción del océano subterráneo en el que se cree que descansa la tierra”. En 1 Enoc, Dios le ordena al arcángel Miguel que “vaya, ate a Semjaza y a sus asociados que se han unido con las mujeres … únelos rápidamente durante setenta generaciones en los valles de la tierra …” (1 Enoc 10: 11-12), mientras que Rafael es ordenado, “ata a Azazel de pies y manos, y échalo a la oscuridad: haz una abertura en el desierto, que está en Dudael, y échalo allí” (1 Enoc 10: 4)

También hay referencias al destino de los Vigilantes en los libros del Nuevo Testamento, incluido el Segundo Pedro, que dice: “… Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los arrojó al infierno, y los entregó en cadenas de tinieblas …” (2da. Pedro 2: 4, KJV). La palabra traducida como “infierno” en este verso es en realidad el Tártaro griego, que hace referencia al inframundo más profundo de la mitología griega: la prisión de los Titanes. No solo eran gigantes de los Titanes, sino que, al igual que los Anunnaki, eran descendientes de una diosa de la tierra (Gaia) y una deidad del cielo (Urano). Algunos estudiosos consideran probable que el mito griego se basara en gran parte en las antiguas Mitologías orientales. El mismo concepto se repite nuevamente en el Libro de Judas, versículo 6, que dice: “los ángeles que no guardaron su primer estado, sino que dejaron su propia habitación, él los ha reservado en cadenas eternas en las tinieblas”. Uno de los Titanes gigantes, Atlas, quien fue castigado por llevar los cielos sobre sus hombros todo el tiempo.  La verdadera identidad de los Anunnaki Es ampliamente conocido que los ciclos del mito arquetípico de las tradiciones mesopotámica y del Cercano Oriente comparten un origen común, y que los sujetos de estos ciclos también aparecen en los textos bíblicos, extra bíblicos e incluso coránicos.

El propósito de este artículo es identificar el concepto mítico específico detrás de los Anunnaki en el mundo antiguo. Contrariamente a gran parte de la literatura popular y otros medios de hoy, la evidencia registrada por la investigación académica de los estudiosos y un estudio comparativo de los textos cuneiformes reales y otros textos antiguos indican que la verdadera identidad de los Anunnaki se encuentra en la tradición oriental de un grupo de semidioses, engendrados por cruces entre seres divinos y hembras mortales en el Monte Hermón en la cordillera Anti-Líbano. Estos seres a menudo se asocian con el conocimiento del mundo antes de un gran diluvio y luego se les asignan roles en el inframundo. Esto sugeriría que en lugar de hacer a los Anunnaki el equivalente del “Elohim” que creó al hombre en el Libro del Génesis; deberían ser más adecuadamente comparados con los Nephilim y los ángeles caídos descritos en Génesis Capítulo 6, 1 Enoc, y textos extra bíblicos

NIBIRU O PLANETA X

RARA ENTREVISTA ENTRE EL DR. ROBERT HARRINGTON Y ZECHARIA SITCHIN…

Los Anunnaki (antigua transcripción acadia por el sumerio Anunna) son un grupo de deidades sumerias y acadias que son identificados en los textos como los Anunna y con los Igigi, los dioses menores. Originalmente pertenecían al panteón de la ciudad de Nippur. Se mencionan también en Lagash y en Eridú. En esta última ciudad los Anunna eran cincuenta. Según la mitología mesopotámica, los Anunna eran, inicialmente, los dioses más poderosos y vivían con Anu en el cielo. Posteriormente, sin que se haya establecido un motivo claro de este cambio, fueron los Igigi los considerados como dioses celestes mientras el término Anunna se empleaba para designar a los dioses del Inframundo, especialmente a siete dioses que hacían la función de jueces en el Inframundo.

Los dioses sumerios llamados los Anunnaki son habitualmente relacionados con el investigador Zecharia Sitchin (1920-2010), quién los introdujo en el imaginario popular con su saga de libros titulada “Crónicas de la Tierra”. Sin embargo, Zecharia Sitchin no es el único investigador que ha traducido e interpretado las miles de tablillas de barro sumerias en busca de la verdadera historia de estos dioses. El respetado explorador y geólogo de la universidad de Cambridge, Christian O’Brien (1914-2001), dedicó, como Sitchin, una buena parte de su vida a tratar de reconstruir, a través de la interpretación de las tablillas de escritura cuneiforme, la historia de los dioses de la civilización más antigua del mundo: los Anunnaki. La civilización sumeria, que se desarrolló alrededor del 5,000 a.C. en la región de Mesopotamia, fue tan avanzada que en las escuelas de sus ciudades estado se enseñaba no sólo matemáticas y escritura sino también biología, zoología, geografía, teología y botánica. Los sumerios fueron los primeros en desarrollar la escritura, fueron los primeros en realizar composiciones literarias, en organizar una biblioteca y en crear un lenguaje musical, entre otros logros. Los doce signos del zodíaco son producto de las observaciones astronómicas de los sumerios. Su nivel astronómico era tan avanzado, que conocían el movimiento del Sol de precesión de los equinoccios. Si tomamos en cuenta que la civilización sumeria, prácticamente emergió de las tinieblas de los tiempos neolíticos, habría que preguntarse ¿Cómo es posible que una civilización que se desarrolló inmediatamente después de la era neolítica haya alcanzado semejante nivel?… O’Brien y Sitchin resumen la respuesta a la pregunta anterior en una sola palabra: los Anunnaki. Aunque Christian O’Brien prefiere llamarlos los Anannage.

http://www.goldenageproject.org.uk Aprendiendo de la Historia Primera Parte – Civilización Antigua y la Edad de Oro, Conocimiento de la Serpiente de los Resplandecientes, los Vigilantes y los Druidas. Edmund Marriage, Investigador Independiente, muestra cómo la reinterpretación de textos antiguos y la ciencia moderna revela habilidades extraordinarias en el desarrollo de la agricultura sofisticada y la organización social en la Media Luna Fértil de Medio Oriente hace 11.300 años. Él muestra que la domesticación de plantas y animales se remonta al sumerio Kharsag (recinto de la cabeza) también conocido como el Jardín del Edén, y proporciona una actualización de la investigación que confirma la ubicación del sitio al norte de Mt Hermon en el sur de Líbano.

A la izquierda el Kharsag sumerio, un relato escrito alrededor del 2,700 a.C, que permitió a O’Brien deducir la ubicación del Jardín del Edén . A la derecha, estatua de piedra blanca que representa a la diosa de la irrigación (riego) encontrada en el alto Eufrates en Mari (Siria), que Edmund Marriage asocia con la diosa Ninkharsag, quién sería una de los Anunnaki o Anannage. (Foto por Golden Age Project)… Ambos investigadores sostienen que los Anunnaki o los Annanage existieron y vivieron entre los humanos, y que fueron ellos quienes transfirieron importantes conocimientos a los habitantes de la región mesopotámica, dando inicio a lo que conocemos como la civilización sumeria. Para Zecharia Sitchin, como bien conocen los lectores de Los Divulgadores, los Anunnaki fueron una raza de alienígenas que llegaron del planeta Nibiru buscando oro. Durante su milenaria estadía en el planeta Tierra, modificaron el ADN de los primates para crear al ser humano. Para O’Brien, los Anannage fueron seres más evolucionados que los humanos que poseían un alto grado de espiritualidad que les permitía entrar y salir de diferentes planos como el astral. Los Anannage empezaron su transferencia de conocimiento en la Tierra, alrededor del año 9500 a.C. O’Brien deja abierta la explicación sobre su origen, podrían haber sido sobrevivientes de una civilización perdida como la Atlántida o quizás manifestaciones espirituales de la naturaleza. Según Christian O’Brien, el gran rey Anunnaki o Anannage Anu no es otro que el Elohim o Yahwe bíblico y este habría empezado la civilización en el Jardín del Edén, alrededor del año 9,500 a.C. Un Jardín del Edén sin serpientes ni manzanas del pecado, dónde los Anannage empezaron a implementar la agricultura. O’Brien usa el relato épico sumerio titulado “Kharsag” como base de sus teorías sobre el Edén. Extrañamente, Zecharia Sitchin no tradujo este relato ni lo utilizó para sus teorías. Según la traducción de O’Brien del Kharsag, el Jardín del Edén no estaba situado cerca a los ríos Tigris y Éufrates como menciona la Biblia, sino en el sur del Líbano.

En esta fotografía se puede apreciar la cuenca de Rachaiya en el sur del Libano, el lugar donde según las investigaciones de Christian O’Brien y Edmund Marriage, se encontraba el Jardín del Edén. (Foto por skyshot.co.uk) En el 2006, el reconocido investigador independiente británico Edmund Marriage, sobrino político de O’Brien, logró localizar el Jardín del Edén siguiendo las indicaciones de este último. Según las investigaciones de Edmund Marriage, el Jardín del Edén existió y se encuentra en Rachaiya (Líbano) entre cuatro ríos (como menciona el Génesis bíblico) que son el Dan, el Banias, el Hasbani, y el Jordán alto. Los Divulgadores hemos contactado a Edmund Marriage, quién también es director del sitio web Proyecto de la Edad de Oro, para conversar sobre las teorías de Christian O’Brien y los dioses Anannage de la cultura sumeria.

Aquí la entrevista.
¿Quiénes son los Anannage? ¿Son iguales a los Anunnaki? ¿Son extraterrestres?
Edmund Marriage: Los estudiosos identificaban a los Anunnaki como los dioses/líderes sumerios en las primeras etapas de la traducción de la escritura cuneiforme sumeria y acadia, después de la segunda guerra mundial. O’Brien consideraba que Anannage era una traducción más precisa. Así, a los Anannage se les atribuyó la contribución de la agricultura y la civilización, además de leyes (los Edictos de An y Enlil), la enciclopedia de astronomía (Enuma An y Enlil) y todo aquello que hizo que el sistema de la ciudad estado funcionara tan eficiente y pacíficamente en una Edad de Oro. Es decir, ellos trajeron la civilización. Con variaciones de nombres y títulos, se les puede rastrear (a través de la historia) como portadores de que llevaron la civilización, la agricultura, las semillas y la tecnología alrededor del mundo en un periodo de 2000 años, empezando alrededor del año 9500 a.C. Son mencionados en los libros de varias religiones. Ellos son los ángeles, arcángeles y observadores mencionados en varios libros del Antiguo Testamento y en el libro de Enoch.

A la izquierda, Investigador británico Edmund Marriage, quien sostiene haber descubierto el Jardín del Edén bíblico. A la derecha, imagen aérea de los restos de la residencia que el dios Anannage Enlil, tenía dentro del Jardín del Edén. (Foto por Edmund Marriage y Google Earth) Las dataciones científicas han logrado identificar que la ruta de los Anannage empezó en el Corredor Levantino. Investigaciones adicionales han demostrado que nuestros brillantes ancestros pudieron sobrevivir al cataclismo global del año 10,850 a.C., descrito como la mayor extinción masiva en tres millones de años, así como a la posterior gran era glacial del Dryas reciente, de manera que, cuando el planeta empezó a calentarse alrededor del año 9400 a.C., las generaciones posteriores fueron capaces de empezar de nuevo. Un pequeño grupo de sobrevivientes liderados por An, Enlil, Enki y Ninkharsag creó el Jardín de los Dioses o Jardín del Edén, en un refugio glacial irrigado por una fuente de agua proveniente de un gran derretimiento de nieve de los flancos del monte Hermon en el actual territorio del Líbano.
Cuéntame sobre el descubrimiento del Jardín del Edén. Edmund Marriage: Muchas fuentes, como Platón, Charles Rollin, W.J. Perry, Asurbanipal, o el emperador romano Adriano, nos cuentan de dioses benevolentes capaces de realizar hazañas maravillosas. Los habitantes del mundo antiguo no tenían ninguna duda sobre quien les había traído la agricultura y la civilización. Muchos relatos sitúan el lugar de encuentro del Consejo Divino de los Anannage en la casa de Enlil cerca al Monte Hermon en el Líbano. Este lugar se encontraba dentro del Jardín del Edén, el jardín de los dioses. La descripción que O’Brien hizo del lugar dónde se encontraba el Jardín del Edén, basándose en textos antiguos, fue confirmada por nuestra expedición del 2009 al Monte Hermon. El Jardín del Edén se encuentra ocho millas al norte del Monte Hermon al sudeste del valle Beqaa Rift en Rachaiya, Líbano. Está ubicado entre los ríos Dan, Banias, Hasbani, y Jordán alto. Hemos encontrado restos de construcciones de piedra muy antiguas y restos de lo que podría haber sido una represa. Esta represa se habría utilizado para encaminar las aguas de los ríos en algunas épocas del año.

Grandes piedras que muestran señales de haber sido trabajadas y que, según Edmund Marriage, habrían sido parte de la residencia del Anannage Enlil, al interior del Jardín del Edén. (Foto por skyshot.co.uk) En las siguientes semanas realizaremos una nota en detalle sobre el tema del Jardín del Edén, pero quisiera que nos cuentes si ya han contactado al gobierno libanés para realizar estudios arqueológicos en la región. Edmund Marriage: Estamos en conversaciones con el gobierno libanés, específicamente con Assaad Seif de la Dirección de Antigüedades, y con Gaby Layoun, Ministro de Cultura, para solicitar la protección del área de Rachaiya. Este es pequeño paso adelante que esperamos nos lleve a un reconocimiento oficial del descubrimiento del Jardín del Edén en el sur del Líbano. Entonces, queda pendiente la entrevista sobre el descubrimiento del Edén. Ahora cuéntame según O’Brien ¿de dónde vinieron los Anannage? Edmund Marriage: Aunque su avanzada tecnología, sin duda, les podría haber permitido viajar en el espacio, O’Brien propone tres posibles explicaciones sobre su origen. En primer lugar, podrían haber sido seres de este planeta. En segundo lugar, podrían haber sido extraterrestres. Y la tercera posibilidad, su favorita, los Anannage fueron poderes espirituales de un universo inteligente y receptivo que encarnaron en cuerpos humanos.

¿Los Anannage tuvieron encuentros sexuales con humanos? ¿Hubo algún descendiente?
Edmund Marriage: O’Brien explica el tema de la hibridación deliberada mediante la fertilización in vitro descrita en textos antiguos (como los sumerios). Tambien explica el apareamiento no oficial entre algunos de los Anannage, específicamente los observadores (mencionados en la Biblia), y las damas locales, que ocasionó problemas para las mujeres al tener que dar a luz bebés con cabezas enormes. Todo esto sugiere que los Anannage fueron parte de nuestra especie o que estuvieron estrechamente relacionados. La inseminación artificial continuó durante la época egipcia, con el propósito de fecundar a las jóvenes con el semen del faraón en momentos específicos del año para proporcionar diferentes habilidades manuales y comerciales, necesarias para beneficiar a toda la comunidad.

A la izquierda, Christian O’Brien. A la derecha, Zecharia Sitchin. Dos visiones distintas sobre un mismo tema: los misteriosos dioses Anannage o Anunnaki. ¿Cuáles son las principales diferencias entre la visión de Sitchin y la de O’Brien? Edmund Marriage: La versión de los hechos históricos de Zecharia Sitchin se basó en sus interpretaciones subjetivas de la historia sumeria, obtenidas de diversas fuentes, y que se vieron influenciadas por la necesidad primordial de entender y traducir los textos cuneiformes, así como otras varias lenguas posteriores, que usaban el mismo registro cuneiforme que sus fuentes de historia antigua. La traducción de la escritura cuneiforme no es una ciencia exacta, y lo que encontramos entre los especialistas es una preferencia por el uso de las versiones acadias de escritura cuneiforme, realizadas alrededor del 1500 a.C. Estas versiones no conservan el significado original de los textos, que fueron escritos cuatro mil años antes. Para entender la historia escrita del pasado era necesario darse cuenta que la escritura cuneiforme había evolucionado desde los signos más simples, existen mas de cuatrocientos ejemplos, y que esos signos eran el punto de partida para cualquier traducción que intentara ser fiel al original. Sólo Christian O’Brien realmente tipificó los orígenes cuneiformes empezando por el principio e ignorando los protocolos académicos y el prejuicio religioso. Adoptó un enfoque secular y de sentido común, proporcionándonos una versión realista y precisa de estos increíbles hechos históricos a través de sus libros La odisea megalítica, El genio de los pocos, Los brillantes y El camino de la luz.
Es notable que tanto Sitchin como O’Brien, entre otros, hayan reconocido el hecho esencial de que en el pasado hubo una civilización avanzada y brillante liderada por los Anannage Ambos merecen toda nuestra atención y todo nuestro respeto por la recuperación de nuestra increíble historia, libre de las represiones religiosas creadas por el hombre.

Restos arqueológicos encontrados en el lugar que, según Christian O’Brien y Edmund Marriage, sería el Jardín del Edén del Génesis bíblico. (Foto por skyshot.co.uk)

En el trabajo de O’Brien encontramos registros más exactos de nuestros brillantes y benevolentes ancestros, quienes hicieron renacer la civilización y la agricultura (luego del cataclismo global del año 10,850 a.C.) superando abrumadoras dificultades, emitiendo leyes brillantes, domesticando cultivos y animales, viviendo civilizadamente, con una organización social magnífica mediante el sistema temprano de la ciudad estado y varias otras tecnologías y habilidades increíbles, que prosperaron durante miles de años en una Edad de Oro, recordada y respetada por ancianos historiadores griegos y por los filósofos de Alejandría. La gran fortaleza de Sitchin fue proporcionar las claves necesarias para desenredar nuestra historia. Por ejemplo, la historia de la ruta que aparentemente tomó Phaeton/Marduk a través de nuestro sistema solar y la colisión con el extinto planeta Tiamat alrededor del año 10,850 a.C., esto se basa en textos sumerios y se explica en el libro ¡Cataclismo!, de D.S. Allan y J.B. Delair. Según mis investigaciones, no hay civilización sumeria antes del 3,770 a.C, no hay Nibiru, no hubieron guerras nucleares entre los Anannage, no hubo tecnología espacial, y no se utilizó el oro para reparar la atmósfera de ningún planeta. Aquí, al menos, le otorgamos el beneficio de la duda a Sitchin y hemos tratado de ampliar sus investigaciones sobre la influencia de los Anunnaki en las culturas americanas. ¿Por qué sostienes que no hubo civilización sumeria antes del 3,800 a.C.?… Edmund Marriage: Según la evidencia que he podido observar, no creo que la gente de esa área se hayan llamado sumerios antes del 3,800 a.C. En todo caso, el profesor Paul Collins del Museo Británico ha establecido que los que vivieron en esa zona no llegaron de ninguna parte, es decir siempre vivieron en esa región y que además, hablaban el mismo lenguaje. Lo que tenemos es gente de toda esa región geográfica que vivían en paz en las ciudades estado bajo el Consejo Divino de los Anannage, y que venían viviendo de esta manera, desde tiempos muy antiguos.

Las investigaciones de Christian O’Brien indican que los dioses Anannage construyeron Baalbek. (Foto por Golden Age Project). Según la visión de O’Brien y la visión del Proyecto de la Edad de Oro, ¿dónde nació la civilización? Edmund Marriage: Atlantis fue un refugio glacial en el sitio de las Azores durante la gran era glacial del Dryas reciente. Los ancianos egipcios tenían claro que los sobrevivientes de la destrucción de Atlantis llevaron su civilización el Mediterráneo occidental. Finalmente, ¿por qué es importante para la humanidad conocer esta información?… Edmund Marriage: Con siete mil millones de personas que en cuarenta años se convertirán en nueve mil millones, además de la deuda global a gran escala, la raza humana enfrenta una gran cantidad de problemas que, aparentemente, no tienen solución. Esto es antes de que nos veamos enfrentados a las inevitables fuerzas externas causantes de catástrofes naturales, que ya han acabado con la vida como la conocemos en varias ocasiones. Ha llegado el momento de transformar la política, la banca, la religión y la organización social para permitir que el pleno potencial de hombres y mujeres funcione eficientemente para satisfacer sus propias necesidades y las de sus comunidades globales. Para las mujeres y los hombres sabios no hay nada nuevo bajo el sol. Nuestros ancestros nos han dejado los planos para construir un mundo mucho mejor y más pacífico. Gracias por la entrevista Edmund, y esperamos tenerte pronto de nuevo por aquí para hablar, en profundidad, de todo lo se encontró en la expedición realizada al Jardín del Edén en el sur del Líbano.

 

 

Jésmar Martínez © 2016 – 2018


AVISO DE COOKIES
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en el enlace para mayor información.


ACEPTAR
Aviso de cookies